Guatemala, PBX: (502) 2496-3838

 
   

Imprenta de Guatemala

 

El promotor de la introducción de la imprenta en Guatemala fue Fray Payo Enríquez de Rivera, que llegó a la ciudad de Santiago, en compañía del nuevo gobernador y capitán general, señor Martín Carlos de Mencos, en enero de 1659. Fray Payo iba designado obispo de Guatemala, no obstante que había declinado una vez este nombramiento.

El hecho de haber promovido la introducción de la imprenta, se destaca entre otras obras benéficas que realizó este fraile, aunque no falta quien estime que tanto afán a favor de esta innovación, obedecía al interés personal que tenía de editar un libro producto de una polémica que había sostenido en España. De cualquier manera que sea lo cierto es que a él cabe el mérito de haber favorecido la llegada de este instrumento que tanta falta hacia en el medio guatemalteco.

 

 



Para cumplir tan acariciado proyecto, se comunicó Fray Payo con Fray Francisco de Borja, de México, encargándole buscar un impresor que deseara trasladarse a la ciudad de Santiago con todo y su tipografía. Gracias a ello en 1660 llego a Guatemala José de Pineda Ibarra, español de gran experiencia sobre los trabajos relativos a la impresión. Pineda Ibarra llevaba consigo el equipo necesario para emprender trabajos de cierta consideración. “Vivió e instaló la imprenta, en la casa contigua a la del Progenero y al Real Cabildo, al principio del portal, Cuarta calle oriente frente a la plaza”.

El futuro de este impresor no estaba del todo asegurado, pues los libros que se habrían de imprimir no eran muy abundantes, y otro tipo de libros, tales como los empleados en los colegios mayores y universidades, llegaban directamente de España, a precios que no admitían competencia. Por esa razón hubo necesidad de dar licencia especial a Pineda para imprimir de manera exclusiva breviarios y novenas, con lo cual aseguraba su substancia. La primera obra de que se tiene noticia salió de los talleres de Pineda Ibarra, fue un sermón predicado en el convento de San Francisco por Fray Francisco Quiñones y Escobedo, el 4 de octubre de 1660.

La primera obra de proporciones regulares que salió de los mismos talleres  fue el tratado teológico intitulado Explicatio Apologética, compuesto de 728 páginas y cuyo autor fue el propio introductor de la imprenta Fray Payo Enríquez de Rivera. Al pie de la caratula se lee “Apud losephun de Pineda & Ibarra, Tipographum. Anno 1663”. A esta obra le siguió la célebre Tomasiada del padre Sáenz. Por lo además, los trabajos del primer impresor de Guatemala se concretan a cuestiones religiosas, catecismos, novenas, cartillas, etc.

En el lugar donde estuvo la “Primera Imprenta del Reino de Guatemala” (1660), en el Palacio del Ayuntamiento de la Antigua Guatemala se ubica el Museo del Libro Antiguo, fundado el 16 de marzo de 1956 por David Vela y Rigoberto Bran Azmitia, artífices de la salvaguarda de impresos invaluables de nuestra historia.


 
 
Sección de Noticias

Mantente informado y enterate de todas nuestras noticias y novedades visitando la sección de noticias.

Click Aquí

Temas de Interés

Historia de Copagua

Misión y Visión

Imprenta de Guatemala

Historia de la Imprenta

El papel en América

Síguenos en nuestra fanpage de facebook

 

 
 

Promoviendo productos del sector de la Industria Gráfica de la mejor calidad.

vr1  vr1
 Contamos con más de 6 agencias a tu entera disposición:

 

 

 

     Acerca de Nosotros
    
    Inicio                    Noticias

    Nosotros              Agencia

    Productos           Contáctenos

 

 


   

Copyright © Copagua, R. L.
Todos los derechos reservados. Guatemala, Centroamérica.